MARIE REED ESCUELA PRIMARIA

Somos Panteras! ¡Estamos orgullosos! ¡Somos poderosos!

Comportamiento y Disciplina

Nuestra meta es ayudar a los estudiantes a interactuar con el ambiente de aprendizaje y la comunidad escolar de manera positiva, responsable y productiva.
Todas las escuelas de DCPS están guiadas por las siguientes regulaciones municipales.

  • Capítulo 25 – Disciplina Estudiantil (Título 5 – Reglamentos Municipales de D.C.)
  • Capítulo 24 – Derechos y Responsabilidades del Estudiante (Título 5 – Reglamentos Municipales de D.C.)

Además, DCPS ha escrito una serie de directrices: Filosofía y Enfoque de DCPS al Comportamiento y Disciplina del Estudiante. Este documento describe las cosas que son más importantes para la comunidad de DCPS mientras nos esforzamos por proveer un ambiente de aprendizaje seguro y efectivo para todos los estudiantes. El documento se divide en cuatro secciones:

  1. Cultura Escolar Intencional . Todas las personas en las escuelas ayudarán a crear un ambiente de aprendizaje positivo, acogedor, seguro y productivo. No nos limitaremos a poner reglas y castigar a los estudiantes; seremos cuidadosos acerca de cómo desarrollamos sistemas y procedimientos en las escuelas, de modo que se espera que tanto los estudiantes como los adultos se respeten unos a otros y se les permita sentirse respetados a cambio.
  2. Apoyo Integral al Estudiante
. Reconocemos que algunos estudiantes necesitan ayuda para comportarse de la manera que esperamos que se comporten. El personal de la escuela tratará de corregir el mal comportamiento primero asegurándose de que los estudiantes estén conscientes de lo que se supone que deben hacer, luego calmando las situaciones antes de que se salgan de control, y finalmente dando consecuencias. Daremos apoyo extra a los estudiantes que repiten mala conducta.
  3. Enfoque Educativo para el Comportamiento y Disciplina
.  Es nuestra responsabilidad decirles claramente a los estudiantes cómo esperamos que se comporten (“¿Cuáles son las reglas?”). Luego debemos enseñar a los estudiantes cómo cumplir con esas expectativas (“¿Cómo se supone que debo comportarme en la escuela?”). Antes de que las situaciones disciplinarias se vuelvan serias, trabajaremos con los estudiantes para calmar el enojo, hablar sobre los desacuerdos y evitar problemas. Finalmente, cuando los estudiantes rompen las reglas, debemos dar consecuencias que se ajusten al mal comportamiento y permitir que el estudiante aprenda del error (“¿Qué pasa si rompo una regla?”).
  4. Respuestas Disciplinarias Consistentes y Progresivas que Minimizan la Interrupción del Tiempo de Instrucción .  La comunidad entera de la escuela debe trabajar junta para apoyar el comportamiento positivo, y la comunidad debe reconocer que los estudiantes de diferentes edades necesitan tener el apoyo y la estructura que coincida con su edad. En general, debemos ser respetuosos con las personas, tener en cuenta las necesidades de toda la comunidad y mantener siempre nuestra atención en el objetivo principal: permitir que los estudiantes aprendan lo mejor posible.

Marie Reed también utiliza el Segundo Paso y la Disciplina Consciente como enfoques para el aprendizaje socio emocional en toda la escuela. Estos planes de estudios tienen como objetivo desarrollar la disciplina, la autodefensa, la empatía y la autoconciencia entre los estudiantes.